Graffitis en el metro, una historia de rebeldía

en Blog/Español por

La pinta de trenes: un movimiento artístico urbano de los años 60

Lejos de las grandes ciudades, de los museos y galerías que abren sus puertas al arte urbano, hay una forma de expresión que sigue fiel a sus raíces de rebeldía y descontento: el graffiti hecho en el metro.
Esta forma de expresión nació en los años 60 y 70 en los vagones de Nueva York. Entre los artistas que marcaron esa escena están Taki 183, Phase 2, Tasta Macke, Futura, Blade, Bill Rock, Lady Pink, Dae, y Jon One, entre otros. Pero la libertad que sentían al pintar los vagones no duró para siempre: las autoridades empezaron a remover las pintas y a instalar materiales más fáciles de limpiar.
Martha Cooper – Cops in the metro, 1981
Los trabajadores de los trenes de carga ya pintaban en sus paredes las horas de salida, de llegada e información sobre las cargas que contenían. Ya en los años 80 esos trenes fueron pintados por artistas urbanos como Pnut, Tracy 168, Zuroc y Braze.
Aunque ha pasado mucho tiempo desde el movimiento artístico urbano del graffiti en los trenes; en mayo de 2016 la policía española arrestó a tres grafiteros que detenían un tren en movimiento al accionar la palanca de emergencia, salían a las vías, pintaban en el convoy y huían. Otro de muchos casos ocurrió en México: en febrero de 2015 la policía local detuvo a tres jóvenes que por la noche rompían las mallas de seguridad y accedían para pintar los túneles y algunos vagones…
La desilusión de los jóvenes por el desempleo y la crisis económica hizo del graffiti clandestino en el metro una forma de expresar su identidad y su pertenencia al barrio … porque actualmente el graffiti de los trenes es uno de los pocos que mantiene viva su esencia subversiva.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*