Ver la versión no-AMP

La historia de cómo se salvó este mural de Keith Haring

Esta es la historia del Boys Club Mural de Keith Haring que estuvo a punto de ser destruido con la demolición del edificio en Manhattan sobre el que lo pintó

La historia del rescate de esta obra de Haring es poco conocida en el medio. El Boys Club Mural yacía sobre un muro de cemento del Pitt Street del Boy’s Club de Nueva York (BCNY). Éste era un centro comunitario fundado a finales del siglo XIX en el Lower East Side de Manhattan.

Cortesía: The Keith Haring Foundation Archives

Una pared blanca se convirtió en el lienzo idóneo de la ahora leyenda del arte urbano. El fondo lo dejó del mismo color y pintó sus conocidas siluetas gruesas en color negro. Claro, sin olvidar los llamativos colores que se han convertido en un hito dentro de la historia del street art.

Lo anterior sucedió en 1987. Así fue cómo Haring plasmó un micro cosmos de actividades lúdicas y deportivas que se ofrecían en el BCNY. De ese modo se podían ver figuras danzando, practicando box, pintando y nadando. Entre otras tantas que supo condensar bien en el pequeño trozo de muro…

Cortesía: The Keith Haring Foundation Archives.

Tras veinte años se programó la demolición de ese edificio de la Pitt Street. El mura permanecía intacto, salvo algunos detalles que llegaron con el paso del tiempo. Desde un inicio no se planteó salvaro, pues sería complicado y costoso.

Demolición inevitable

El centro comunitario cerró en el año 2003. Así que no había razón para dejar el edificio, pudiendo reformarlo. Por ese motivo se optó por la demolición total del inmueble. El propósito era convertirlo en un bloque de viviendas.

Cortesía: The Keith Haring Foundation Archives.

Los encargados de rescatar la pieza de Keith Haring fueron Dara Metz y Alberto Magnan. Ambos forman parte de la Galería Magnan Metz, este último es el director del recinto. Al conocer el caso supieron que debían rescatar el colorido mural. Sin embargo, a la costosa salvación le procedería su venta. Así que gracias a un ingeniero de estructuras se logró resguardar el muro.

Cortesía: Max Lakner/BFA.com.

Finalmente, se desconoce el nombre de la persona que lo compró tras una evaluación en Nueva Jersey. Lo que sí se sabe es que se vendió a precio récord, uno muy alto. Qué tal la historia, ¿eh? Si tuvieran la oportunidad de rescatar la obra de un artista, ¿cuál sería?

Karla Mariana Huerta @fadita

México, 1992. Viajera espacial y mental. Cazadora de cielos profundos. Escribo.

Recent Posts

The Moomins y Karhu lanzan tenis invernales

Los nuevos tenis de The Moomins y Karhu se inspiran en el libro Moominland Midwinter The Moomins y Karhu han…

26 mins ago

Tom Yoo y sus esculturas sneakers de LEGO

La cultura de los sneakers llega a LEGO gracias a Tom Yoo Tom Yoo es un pintor y artista multifacético…

38 mins ago

Murales para un cubo blanco, exposición en el SAPS

Cuatro artistas conforman la muestra Murales para un cubo blanco La Sala de Arte Publico Siqueiros (SAPS), ubicada en la…

47 mins ago

Art Madrid 2020 ya está a nada de comenzar

Lo mejor del videoarte, el new media y el arte de acción llegan a esta edición de Art Madrid 2020…

58 mins ago

Denise Rosenthal, R&B, latin music y amor propio

Charlamos sobre su música, el R&B y el bien social que busca Denise Rosenthal con sus canciones Denise Rosenthal es…

4 horas ago

Rokit y Akila nos presentan su nueva línea de gafas

El sol está a todo lo que da y nada mal nos caerían las gafas de Rokit y Akila ¿no…

5 horas ago