Close
  • Fotografía Arte

    Fabrice Monteiro y su serie de foto ‘The Prophecy»

    11 Nov 19
    by Fernando Huacuz Cruz

    Un llamado de consciencia a través de "The Prophecy", obra Fabrice Monteiro

    Fabrice Monteiro es un artista belga-beninés quien sacó a la luz un proyecto, en el que trabajó alrededor de 2 años, llamado "The Prophecy". Se trata de una serie de imágenes que ponen la problemática de la contaminación ecológica y el deterioro ambiental causada por el hombre.

    Lo más interesante es que, para este proyecto, el fotógrafo incluyó piezas de alta costura para sus caracterizaciones. En este sentido, trabajó en conjunto con el diseñador de moda senegalés Doulsy para crear vestuarios hechos a partir de basura y desechos que van a dar directamente al mar. Los personajes en cuestión son la representación de los niños de la Diosa de la Tierra Gaia.

    Una alegoría de la situación ambiental...

    En las imágenes vemos enfundados a los niños en estos trajes como alegoría a la situación ambiental en la que vive sumergido el planeta tierra. Además, dicha contaminación proviene de distintos contextos: desechos arrojados al mar, como redes de pesca o petróleo; deforestaciones e incendios el bosques; consumismo desmedido representado por la basura de algunas fotos; contaminación por el uso de vehículos, etc.

    Por otro lado, cada fotografía está ambientada en el continente africano y si a eso le añadimos que Monteiro desempeña su trabajo entre el reportaje fotográfico y la fotografía de moda, el resultado es excepcional. Además, el artista viajo a los rincones más contaminados del continente. En conclusión, es una invitación para reflexionar la relación del hombre con el planeta

    Al respecto, al artista dijo: "Mi idea inicial era crear algún tipo de cuento para niños que podría distribuirse en las escuelas africanas y que se basaría en creencias tradicionales. Especialmente en el animismo: la creencia en los espíritus. Cada espíritu representado aparece en un sitio diferente tocando específicamente un tema ambiental: desechos plásticos, calentamiento global". Finalmente, la serie se encuentra en el Museo de Arte Chazen en Madison, Wisconsin.