10029
Close
  • Cobertura Especial Festivales

    Festival Marvin bajo el lente All City Canvas

    21 May 19
    by David Zuriaga

    Bottlecap

    Así empieza el Festival Marvin bajo el lente ACC. Este año trajo varias sorpresas, del recuerdo y otras muy novedosas, pero todas agradables. Nuestro tour inició en Departamento con Bicho Blanco y continuó con Bottlecap, una de nuestras recomendaciones para esta edición.

    Max Chinasky

    Rap, funk y muchas manos arriba se pudieron ver durante el show del cancunense Max Chinasky. Que demostró el poder de sus letras y ritmos que se alejan del rap agresivo.

    Lydia Lunch

    La cantante neoyorkina, cátedra del post-punk y el new waveen su Ciudad, demostró que los años no hacen justicia para la música. Y que esta se mantiene vigente desde los años setenta y ochenta con una tarde obscura en Sala.

    Solo Astra

    El acto de Solo Astra cerro con el escenario al aire libre y gratuito del festival. Demostrando que dentro de los proyectos independientes de sus integrantes, como Pimp Flaco, no hay limitantes. Dando un agradable concierto de Rock psicodélico.

    The Bunyans

    Esta propuesta continuó con la energía que dejaron los Nastys en el Foro Bizarro. Y sus cuatro integrantes demostraron una energía punk citadina que armo slams y mandó a uno que otro a volar.

    Tigers Jaw

    Este dúo recordó la época del emo en su apogeo, y no con un show eléctrico, sino con uno acústico. Dandole así más sentimiento a su show y poniendo a cada uno de sus fans a cantar sin preocupación alguna.

    Wire

    Por otro lado, esta banda inglesa demostró que es el punk y cómo evolucionaron desde la década de los setenta. Así dieron una lección a muchas bandas jóvenes que se van hacia el punk destructivo. Se demostró que aún prevalece y es de las últimas del apogeo punk.

    The Membranes

    Finalmente, siguiendo en el mood de los setenta y el ruido estridente, The Membranes demostró su poder en vivo. El lleno fue total en el foro Indie Rocks. Los asistentes no pararon de corear y armar círculos de golpes y patadas. Así nos dieron el cierre perfecto de un Marvin lleno de energía.