10029
Close
  • Cobertura Especial Festivales Musica

    Galería del CMD Fest en la Ciudad de México

    1 Oct 19
    by David Zuriaga

    Así vivimos CMD Fest 2019

    La segunda edición de CMD Fest (antes Ctrl Fest), se llenó de negro y mucho baile con new wave, experimental y sonidos oscuros. Todo con un cartel que dejó a todos más que satisfechos mientras bailaban al ritmo de sintetizadores.

    Los actos que iniciaron el festival fueron Arnaud Rebotini y Xeno & Oaklander, quienes iniciaron realmente con una tarde muy agresiva. Poniendo a bailar a cada asistente que desde tempranas horas llenaron el Fronton México. Así mismo lo llegaron a hacer Boy Harsher que llevaron el show más allá de un espacio en el escenario.

    The Golden Filter fue el acto que inició con la noche, transitando a unos beats más tranquilos y oscuros para la segunda parte del festival. Continuando al show del mexicano Pepe Mogt, quien en compañía de sus ritmos demostró la calidad de la electrónica mexicana a la old school.

    Mientras tanto la gente entraba y salía del recinto. Unos descansaban con cerveza en mano, otros salían a tomar un poco de aire; algunos prefirieron aprovechar los tiempos intermedios para correr al baño o comprar algún souvenir de sus bandas. Lo que sí es un hecho es que todos disfrutaron de las actuaciones de principio a fin.

    Adult. el punto clave de la noche

    Desde su última y fugaz visita a la ciudad de México, muchos asistentes esperaban ver el acto de Nicola Kuperus y Adam Lee Miller. Y vaya que valió la pena esperar, pues fue uno de los shows más explosivos del festival. Parte de ello se debe al carisma, dinamismo y energía de la vocalista de ADULT., quien interpretó un set de lo más variado con muchas de las canciones más exitosas del dueto.

    El punto que hizo estallar los ánimos de los asistentes fue en el momento en que Kuperus bajó del escenario para integrarse con el público y darles un momento de emoción. Una de las actuaciones más emotivas del festival, misma que prepararía el mood para lo que vendría después.

    Daniel Miller fue uno de los shows también más tranquilos pero basado en toda una escuela de electrónica. Así mismo Ramon Amezcua presentó un show que a pesar de que fuera tornamesa y ritmos dejó sorprendidos a muchos que sobrevaloran la electrónica mexa.

    Ya en la recta final, la banda más longeva del cartel, Nitzer Ebb, que demostró porque son precursores del EBM. Llenando al fronton con toda una instrumentación electrónica que provocó bailes, moshpits y brincos.

    TR/ST sin duda fue el acto de la noche esperado por casi todo el público, fue el climax del evento. Y a pesar de que ya han visitado la Ciudad en varias ocasiones, la gente no se cansa de su música.

    Una playera de Madonna que acompañaba a Robert Alfons es el referente cultural que recuerda los años ochenta. Epoca que influencia el sonido de la banda, misma que provocó bailes incontrolables desde el escenario y abajo del mismo.

    Kap Bambino fue la cereza del pastel, el recinto se vació pero dejó al os que esperaban a los franceses que visitaron por primera vez México. Dando un show que se llenó de brincos y golpes a diestra y siniestra gracias a un synthpunk pocas veces vivido en México.