Diseño

Zorro gigante aparece en las calles de Rotterdam

This post is also available in: English (Inglés)

El artista Florentijn Hofman presenta su más reciente escultura en forma de zorro gigante

Entre los barrios de Bospolder y Tussendijken se sitúa una de las zonas con más avistamientos de zorros en Rotterdam; y es justo en medio de estas dos zonas donde el artista Florentijn Hofman dejó una de sus más recientes esculturas que emula un zorro gigante.

Cortesía: ©Florentijn Hofman

La pieza del artista es una manera de recordarnos nuestra estrecha relación con la naturaleza; específicamente con la fauna. A su pieza la tituló Bospolder Fox y mide 16 metros de altura. Además, los vecinos del lugar aseguran que por las noches los zorros salen de sus madrigueras y deambulan por las calles.

Cortesía: ©Florentijn Hofman

Además, una de las características más llamativas del Bospolder Fox es la bolsa de plástico que cuelga de sus fauces. En este sentido el artista pregunta: “¿Ha robado algo el zorro? ¿Está limpiando la basura? ¿O acaba de regresar de compras en el mercado?

Cortesía: ©Florentijn Hofman

Por si fuera poco, la escultura es un llamado a los habitantes de Bospolder-Tussendijken para respetar la presencia de estos animalitos. Pues si bien, muchos son presa de la caza desmedida con el objetivo de obtener sus pieles.

Cortesía: ©Florentijn Hofman

Al respecto, el artista dijo en un comunicado que: «El zorro es un intruso, un animal nocturno colorido y gracioso que le da un toque romántico a esta historia; y el romanticismo es un anhelo familiar para los recién llegados a la ciudad. Los habitantes de Rotterdam provienen principalmente de otros lugares y, como el zorro, buscan una vida mejor en la ciudad». 

Cortesía: ©Florentijn Hofman

Por otro lado, la escultura también permite que los niños jueguen entre sus patas y sirvan como una especie de refugio. Hofman añade que «Rotterdam debe, por lo tanto, mantener sus puertas abiertas a la naturaleza, a los recién llegados y a nuevas perspectivas».

Cortesía: ©Florentijn Hofman

El zorro está alineado longitudinalmente para definir mejor las líneas de visión desde cualquier ángulo, desde el extremo del hocico o el extremo de la cola. 

Cortesía: ©Florentijn Hofman

Finalmente, este proyecto público es parte de la serie de ensayos escultóricos del artista; obras de arte que deben leerse como narraciones tridimensionales. Por cierto, ¿recuerdan la perturbadora escultura que atemorizó a la gente en Nueva Zelanda?

This post is also available in: English (Inglés)

Fernando Huacuz

Ciudad de México, 1988- En búsqueda constante de urdimbres visuales y narrativas en espacios públicos y privados. Arte, cultura y rocksteady un must.

Recent Posts

The Comedy Wildlife Photo Awards 2021 presenta a sus finalistas

Animalitos graciosos y más en The Comedy Wildlife Photo Awards 2021 El concurso The Comedy…

6 horas ago

PlayStation Showcase 2021: los avances de Sony para PS5

El PlayStation Showcase llega con muchas novedades de futuros títulos para PS5 Como cada año,…

1 día ago

Kate Waters y el hiperrealismo de la vida moderna

Las pinturas de Kate Waters parecen portales de un mundo alterno Kate Waters es una…

1 día ago

Drago Boychev: la promesa de la arquitectura sostenible

Según palabras de Drago Boychev él quiere convertirse en 'el Elon Musk de la arquitectura'…

1 día ago

Shop Cats of Hong Kong: los gatitos adorables en las tiendas de China

En la serie fotográfica Shop Cats of Hong Kong, Marcel Heijnen nos muestra a los…

2 días ago

Braille, el nuevo álbum para salir de la cuarentena de Méne y Nsqk

Méne y Nsqk presentan Braille, un álbum con muchas emociones y ritmos suaves para sobrellevar…

2 días ago